Novedades Diseño Sonrisa

Espacio con novedades y actividades sobre los últimos tratamientos de Diseño Sonrisa, tratamientos exclusivos de ortodoncia

Actividad deportiva y salud bucodental

Actividad deportiva y salud bucodental

Un informe de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), señala que existe una estrecha relación entre las enfermedades de las encías y un menor rendimiento deportivo.

Las enfermedades bucodentales en general y las enfermedades periodontales en particular, se encuentran entre las más prevalentes del ser humano, incluyendo la caries, la gingivitis y la periodontitis. Sus consecuencias puedes provocar pérdida de dientes y afectar a la calidad de vida de nuestros pacientes.

Pero además, en los últimos años, las enfermedades de la boca se han relacionado con un incremento del riesgo de enfermedades sistémicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes o problemas en el embarazo.

En este contexto, la relación entre actividad deportiva y salud bucodental queda demostrada por varios estudios científicos como los de Sanders en Australia sobre deportistas y menores inflamaciones de encías, los de Suvan sobre obesidad y periodontitis o los estudios de Ashley en 2015  con deportistas de élite donde se relacionaba su rendimiento deportivo directamente con su salud oral y quedaba demostrada una estrecha interrelación.

Un grupo de investigadores británicos (Ashley y colaboradores, 2015) ha publicado recientemente un trabajo de revisión en el que analizó 34 estudios realizados en diferentes grupos de deportistas de élite de distintas disciplinas.

Los resultados señalaron que, en general, la salud bucodentalde los deportistas de élite no era adecuada: la prevalencia de traumatismos oscilaba entre el 14% y el 47%; la caries dental, entre el 15% y el 75%; la erosión dental, entre el 36% y el 85%, y la periodontitis era del 15%. Además, entre un 5% y un 18% de los deportistas señalaba que sus problemas de salud bucodental o sus traumatismos podrían haber tenido una influencia negativa en su rendimiento deportivo.

El mismo grupo (Needleman y colaboradores, 2013) había realizado previamente una evaluación de la salud bucodental de 278 deportistas durante los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, detectando que el 55% presentaba caries dental; el 45%, erosión dental; el 76%, gingivitis, y el 15%, periodontitis. Además, el

40% estaba preocupado por sus problemas de salud bucodental, para el 28% estos problemas repercutían en su calidad de vida y para el 18% afectaban a su rendimiento deportivo.

En el análisis de las causas de esta peor salud bucodental de los deportistas de élite, se pueden enumerar varias:

  • • Factores nutricionales, como el consumo frecuente de carbohidratos y de bebidas energéticas muy ácidas.
  • • Alteración de los mecanismos inmunológicos por la deshidratación, la boca seca y el entrenamiento intensivo.
  • • Pocos conocimientos sobre salud bucodental y frecuentes hábitos nocivos.
  • • Falta de medidas de prevención eficaces.

Por otro lado, las causas de un peor rendimiento deportivo podrían ser la presencia de dolor, una peor calidad de vida, un menor bienestar y la presencia de inflamación sistémica.

RECOMENDACIONES PARA LA SALUD BUCODENTAL DE LOS DEPORTISTAS DE ÉLITE

Debido a los resultados de los estudios previamente descritos, un informe de consenso, preparado para solicitar acciones efectivas hizo las siguientes recomendaciones (Needleman y colaboradores, 2014, 2015):

* Las enfermedades bucodentales son prevenibles con la ayuda de intervenciones de bajo coste económico e impacto.

* Algunas de las intervenciones requieren cambios de hábitos y cumplimiento a largo plazo, y para conseguirlo deben incluirse dentro de aspectos más generales de cuidado y hábitos.

* Estas intervenciones pueden mejorar el bienestar y la salud, así como el rendimiento deportivo.

* Debe haber una evaluación periódica de la salud bucodental, especialmente antes de iniciar las temporadas, para evaluar los efectos preventivos y tratar las patologías que aparezcan.

Fuente : Revista Dentaid Expertise.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *